Saciar el hambre

Este mes en nuestra página de Facebook y a través de nuestra cuenta de Twitter te recomendamos el libro LA QUINTA DISCIPLINA de Peter Senge. Desde su publicación, ha promovido el concepto de organización inteligente, como aquella donde la gente expande su aptitud para crear los resultados que desea, se cultivan nuevos patrones de pensamiento, la aspiración colectiva queda en libertad y, especialmente, donde se aprende a aprender en conjunto.

El autor establece cinco disciplinas que construyen una organización con capacidad de aprendizaje: dominio personal, reconocimiento de los modelos mentales, construcción de una visión compartida, aprendizaje en equipo y pensamiento sistémico. Esta última, integra las otras disciplinas y consiste en ver a la organización como una totalidad, que supera la suma de sus partes.

Para describir lo que sucede en cada una de estas disciplinas, como punto de partida necesario, el autor utiliza el término metanoia, que puede traducirse como un cambio de enfoque, el tránsito de una perspectiva a otra. Comprender y asimilar el significado de metanoia implica comprender también el significado más profundo de aprendizaje.

Aprender es mucho más que absorber información y acumular datos en nuestra memoria, aprender es aumentar nuestra capacidad para lograr aquello que deseamos y crear una nueva realidad. Según palabras del mismo Peter Senge: “El verdadero aprendizaje llega al corazón de lo que significa ser humano. A través del aprendizaje nos recreamos a nosotros mismos. A través del aprendizaje nos capacitamos para hacer algo que antes no podíamos. A través del aprendizaje percibimos nuevamente el mundo y nuestra relación con él. A través del aprendizaje ampliamos nuestra capacidad para crear, para formar parte del proceso generativo de la vida. Dentro de cada uno de nosotros hay un hambre profunda por esa clase de aprendizaje.”

Cada uno tiene la posibilidad de ignorar o saciar esa hambre profunda que existe en nosotros y asumir el compromiso de diseñar su propio futuro. La elección es nuestra, siempre.

Ganamos todos

Nadie se atrevería a negar la importancia del diálogo dentro de cualquier ámbito, laboral o personal, pero solo algunos saben exactamente qué significa dialogar y muy pocos cómo hacerlo. Afortunadamente, a dialogar también se aprende.

Cuando aprendemos a dialogar, el diálogo deja de ser solo una forma de comunicación y se convierte en un espacio de aprendizaje y crecimiento, en el cual aceptamos la posibilidad de ser transformados por el otro y logramos reflexionar juntos.

Según David Bhom, unos de los teorizadores más destacados sobre este tema, suspender nuestras creencias es una de las herramientas más eficaces para comenzar a transitar este camino. Nuestras creencias son, en gran medida, la sumatoria de nuestras opiniones. Suspender nuestras creencias significa ponerlas en suspenso, dejarlas suspendidas ante nosotros y observarlas sin juzgarlas como buenas o malas, para darnos cuenta de su significado. En otras palabras, no aferrarnos a todo aquello que hasta ese momento considerábamos una verdad irrefutable, darnos la posibilidad de dudar y escuchar al otro sin prejuicios.

Y para escuchar también tenemos herramientas como las que propone el sociólogo Rafael Echeverría: verificar escuchas, compartir inquietudes e indagar. Es necesario verificar escuchas tanto si estamos en el rol de orador como en el de oyente; cuando estamos convencidos de aquello que escuchamos, como cuando dudamos. Solo basta hacer una pausa en la conversación, y compartir la interpretación que hasta ese momento hicimos de las palabras de nuestro interlocutor. Compartir las inquietudes que mueven nuestra conversación y conocer cuáles son las del otro, favorece la comprensión de todo aquello que escuchamos. Indagar significa buscar más información para completar o corregir nuestra interpretación, y reducir la brecha de sentido en nuestra escucha.

El diálogo no tiene como objetivo convencer ni persuadir a nadie, sino pensar con el otro y crear una nueva realidad; es un proceso creativo que a su vez impulsa e incentiva nuestra creatividad. Un juego, como afirma David Bhom, en el que ganamos todos.

Una buena vida

Blog - JulioLa felicidad ya no esconde ningún secreto. La buena vida, física y emocional, se construye con buenas relaciones. Nada tan simple y tan complicado a la vez.

Lo asegura uno de los estudios más largos de la historia, llevado adelante por la Universidad de Harvard. El psiquiatra Robert Waldinger, actual director del proyecto, expone los resultados del estudio en la conferencia de TED que compartimos este mes en nuestra página de Facebook.

Su conclusión, que emociona y nos obliga a reflexionar sobre nosotros mismos, se puede resumir en tres puntos claves:

  • Las conexiones sociales nos hacen bien y experimentar una soledad prolongada resulta ser tóxico. Las personas con más vínculos sociales con la familia, los amigos, la comunidad, son más felices, más sanos y viven más que las personas que tienen menos vínculos.
  • No importa la cantidad sino la calidad de las relaciones más cercanas.
  • Las buenas relaciones protegen el cuerpo y el cerebro. Los niveles más altos de emociones “positivas” se asocian a menores posibilidades de ansiedad o depresión relacionadas al estrés.

Un buen capital relacional habilita nuestros proyectos, orienta nuestras oportunidades, amplía nuestras posibilidades. En otras palabras, las relaciones que construimos y cuidamos a lo largo de nuestra vida contribuyen a modelar quiénes somos.

La gran pregunta ahora es cómo construir buenas relaciones. Las relaciones fuertes están basadas en la confianza, la solidaridad y el respeto mutuo. Quizás, el primer paso sea aceptar que toda relación se genera a partir de nuestras decisiones. Y no podemos tomar ninguna decisión fuera de un espacio emocional, no podemos pensar sin estar en un mundo emotivo. No somos responsables de lo que sentimos, las emociones no se eligen, pero sí de aquello que hacemos con lo que sentimos.

Y, si todo depende de nosotros, podemos sentirnos orgullosos de los vínculos que creamos, construir nuevos y reconstruir los dañados. Todas las posibilidades son nuestras. No hay nada que esperar para poder disfrutar de una buena vida.

Nosotros nos sentimos agradecidos de contarte entre nuestros amigos y orgullosos de esforzarnos por construir una buena vida, juntos. ¡Feliz día!

¿Cuáles son tus objetivos para el próximo semestre?

Social-media

Nuestro objetivo más importante es ayudarte a cumplir los tuyos. Para lograrlo queremos estar aún más cerca y decidimos abrir una página en Facebook, actualizar nuestro blog y nuestro perfil de LinkedIn, y seguirte en Twitter.

Las redes sociales son un instrumento indispensable para crear un espacio de comunicación y comunión con nuestros clientes, un nuevo lenguaje que nos permite enriquecernos mutuamente.

Nuestra presencia en las redes sociales es un paso más para ayudarte a transformar tu realidad y acompañarte en tu desarrollo personal. En nuestra página de Facebook, nuestra cuenta de Twitter y nuestro perfil de LinkedIn podrás conocer nuestra dinámica de trabajo, leer artículos y ver conferencias relacionadas con nuestra actividad; en nuestro blog podrás conocer con mayor profundidad las ideas con las que comulgamos y nos definen como empresa.

Para ayudarnos en esta tarea se sumó a nuestro equipo Fernanda Riveros, Licenciada en Letras egresada de la Universidad del Salvador y, desde hace más de diez años, guionista de televisión. A simple vista, nada tiene que ver su actividad con la nuestra, pero uno no es quién es por lo que hace, sino por cómo lo hace. A Fernanda y a nosotros nos unen el compromiso con nuestra tarea, la certeza de que no hay nada más productivo que el trabajo en equipo, la búsqueda constante de nuevos desafíos, la pasión por el lenguaje y su poder transformador, la convicción de que las emociones que sentimos definen nuestro accionar y determinan cada uno de nuestros pasos.

Ser parte de una red social es abrirle al otro la puerta de nuestra intimidad e invitarlo a nuestro universo, es darle la oportunidad de conocernos y redescubrir quiénes somos. Esperamos que esa invitación sea mutua y que la puerta, que acabamos de abrir, siga abierta por mucho tiempo más, para seguir trabajando en equipo y alcanzar nuestras metas.

¿Cuán saludable está tu empresa?

Job satisfactionEl próximo 17 de abril se realizará el Primer Encuentro para el Progreso de la Salud en la Empresa, en Madrid. Bajo el lema “Ideas para cambiar y mejorar la empresa. Por un liderazgo diferente” varios expertos en salud, bienestar, liderazgo y gestión compartirán experiencias que demuestran que una empresa saludable es una empresa productiva.

Silvia Guarnieri, farmacéutica egresada de la U.B.A., Técnica en Liderazgo y diseño ontológico y Socia-fundadora y Directora académica de la Escuela Europea de Coaching será una de las disertantes.

Ella opina que “una empresa sana es aquella en la que al finalizar la jornada laboral cada una de las personas que la componen pueden tener la clara convicción de que cada día han hecho lo mejor que han podido, que su desarrollo está conectado con los demás y que trabajan en una clara armonía con lo que se quiere conseguir y con los medios o estrategias que se utilizan para conseguirlo”.

Para la Lic. Guarnieri una empresa puede ser saludable de muchas maneras:

  • Integrando las habilidades de cada una de las personas buscando el lugar en donde pueden desarrollarse más o aportar más valor.
  • Conversando acerca de lo que no se conversa: buscando espacios de discusión, de negociación o análisis en donde las partes involucradas puedan dialogar.
  • Dando reconocimiento para poner en valor lo que mejor le sale a cada uno y poder así replicar o repetir el comportamiento productivo.
  • Liderando desde la vulnerabilidad, mostrando que no tenemos todas las repuestas y dejando espacio para la creatividad de nuestros colaboradores.
  • Apoyándonos en los valores en los momentos de dificultad para poder encontrar la coherencia en nuestros actos.

Invertir en el bienestar de quienes conforman la empresa es beneficioso tanto para los empleados como para la organización. Por un lado, mejora el clima laboral y la calidad de vida en el trabajo, incrementa la productividad y la eficiencia en el uso de los recursos. Por otro lado, la empresa se vuelve más atractiva como lugar de trabajo, disminuye la rotación de personal, las ausencias por enfermedad y los accidentes.

Desde tu mirada…

  • ¿Cuán saludable está tu empresa?
  • ¿Cuál de los comportamientos que propone Guarnieri podrían hacer una gran diferencia en tu ámbito laboral?
  • ¿Qué estarías dispuesto a hacer para mejorar la calidad de vida laboral?

 

Melodía emocional

shutterstock_233224906En nuestro compromiso con generar salud y bienestar en las organizaciones aprender sobre nuestra emociones es uno de los ejes de nuestro quehacer. Por eso nos hizo sentido el decir de Humberto Maturana y te lo queremos compartir.

“La expresión melodía emocional alude a una estructura en el fluir del emocionar y, como tal, esa melodía se puede usar para referirse a los distintos modos de emocionar en diferentes situaciones, instituciones o culturas.

 Las emociones constituyen el fundamento de todo lo que hacemos, incluso el razonar. Por esto la expresión melodía emocional se puede aplicar con propiedad a distintos sistemas que se diferencian por sus configuraciones del emocionar que las caracteriza como un modo de convivencia.”

 Así como en una canción podemos dejar a un lado la letra y detenernos en la melodía, del mismo modo podemos distinguir esa melodía emocional que resuena en cada persona, cada familia, cada país, cada empresa.

 ¿Qué melodía estás escuchando en tu organización?

¿Cuál suele ser la “cortina musical” en tu vida, en tu familia, en tu lugar de trabajo?

 En ella nos constituimos y generamos tanto para nosotros como para nuestro entorno, bienestar o malestar, resentimiento o gratitud, entusiasmo o resignación…

 Sabemos que el emocionar define lo que se puede hacer o no en cada momento, entonces…

  ¿qué acciones son posibles y cuáles no, desde esa melodía emocional en que transcurre tu vivir? ¿Es la que eliges?

Porque si así no fuera ¿podrías comenzar a ensayar acordes nuevos?

 Te invitamos a componer tu propia melodía. Animate… hay mucho para elegir en el teclado de la vida emocional.

TED – Una experiencia digna de ser compartida

TED-Notas-Visuales-por-Patricia-Molla-400px

TED es una organización sin fines de lucro cuya misión es difundir ideas que valen la pena. Los eventos TED se desarrollan bajo el lema “IDEAS QUE TRANSFORMAN” y constan de una serie de charlas de no más de 18 minutos cada una, en las que diferentes oradores comparten sus ideas en la que sería “la charla de su vida”.

Hace ya largo tiempo que en Pharma Training utilizamos varias charlas TED como disparadoras de conversaciones y el pasado miércoles 1 de octubre tuve la oportunidad de vivenciar el evento TED-x Río de la Plata que se llevó a cabo en Tecnópolis, con una participación de casi 10.000 espectadores.

El evento fue maravilloso y de todas las charlas que escuché hubo una en particular que me emocionó profundamente. Fue el relato de Cristina Domenech, escritora y filósofa que propone utilizar el lenguaje como instrumento de liberación y como una forma de cambiar el mundo.

Los pensamientos que transmitió la escritora comulgan mucho con la mirada que nosotros tenemos respecto del aspecto generador y transformador del lenguaje en la vida de las personas.

Cristina contó sobre su trabajo con los presos de la Unidad Penitenciaria 48 de San Martin, junto a los cuales comparte un taller de poesía todas las semanas. Desde la utilización del lenguaje como la herramienta que todos tenían en común, pudieron poner en el papel todo lo que no podían decir y hacer, y experimentar así la libertad de la escritura

La oradora relató cómo, semana a semana, se iban transformando y cómo la palabra les daba una dignidad que no conocían y ni siquiera podían imaginar que existía.

Como dice Isak Dinesen, “Todas las tristezas pueden ser soportadas si las pones en una historia o cuentas una historia sobre ellas” y lo que Domenech hizo fue, a través del lenguaje, a través de la poesía, regalarles la posibilidad de ”coser las lastimaduras de la exclusión”

Por último, mencionó también la importancia de la declaración del reconocimiento, cuando contó sobre la muestra de fin de año que habían realizado en el penal y cómo cada uno de los presos había sido aplaudido al leer sus poemas, quizás siendo ésta la primera vez que alguno de ellos era reconocido por algo que había hecho.

Para quienes estén interesados aquí está la charla completa.

http://www.tedxriodelaplata.org/videos/no-todo-es-puro-verso

Para mi fue una experiencia por demás enriquecedora y no quería dejar de compartirla con ustedes, que saben de nuestra pasión por el lenguaje y su poder transformador.

Ojalá les gusté.

El arte de la resiliencia

KintsukuroiCuando los japoneses reparan objetos rotos, enaltecen la zona dañada rellenando las grietas con oro.

Ellos creen que cuando algo ha sufrido un daño y tiene una historia, se vuelve más hermoso. El arte tradicional japonés de la reparación de la cerámica rota con un adhesivo fuerte, rociado, luego, con polvo de oro, se llama Kintsugi.

El resultado es que la cerámica no sólo queda reparada sino que es aún más fuerte que la original. En lugar de tratar de ocultar los defectos y grietas, estos se acentúan y celebran, ya que ahora se han convertido en la parte más fuerte de la pieza.

Kintsukuroi es el término japonés que designa al arte de reparar con laca de oro o plata, entendiendo que el objeto es más bello por haber estado roto.

“Kintsukuroi” en oriente, “Resiliencia” en occidente

La “resiliencia” es un concepto que fue usado inicialmente en los metales y determina la capacidad de estos para resistir y ser flexibles a determinadas pruebas que experimentan, con el propósito de comprobar su calidad y su capacidad para volver al estado original.

Posteriormente, el término fue extendido a diversas áreas como la ecología, la sociología, la psicología y el derecho, entre otras.

Llevándolo al terreno de lo humano, se dice que la resiliencia es “la capacidad del ser humano para hacer frente a las adversidades de la vida, superarlas e inclusive, ser transformados por ellas” (Grotberg, 1995) y “distingue dos componentes: la resistencia frente a la destrucción, es decir, la capacidad de proteger la propia integridad, bajo presión y, por otra parte, más allá de la resistencia, la capacidad de forjar un comportamiento vital positivo pese a las circunstancias difíciles” (Vanistendael, 1994).

Las personas resilientes tienen la capacidad de aceptar y enfrentar la realidad, poseen habilidades para encontrar sentido a aspectos de la vida mediante un significado trascendental y para resolver problemas sin utilizar las herramientas usuales. Es por ello que se convierten en una gran fortaleza para las organizaciones.

Hoy en día, ya se habla de organizaciones resilientes. La resiliencia en la organización puede ser definida como la capacidad de un sistema para absorber los cambios que se vislumbran como una serie de crisis repentinas (López, 2009; Smith y Graetz, 2011) y aún conservar su funcionalidad esencial (Walker et al., 2006). Las organizaciones resilientes son capaces de superar los momentos de crisis, pueden reconocer y absorber las variaciones, los cambios y las sorpresas que están fuera de las perturbaciones habituales con las que el sistema se encuentra.

Si pensamos en nosotros y en la organización a la que pertenecemos…

… cómo evaluarías la capacidad para enfrentar las adversidades?

… qué dirías respecto de tu capacidad para vivir las crisis como un sentido de oportunidad y trascendencia?

Tiempo de Balance

Se acerca fin de año y, como suele ser costumbre, muchas personas revisan cómo ha sido este ciclo que termina. Nosotros queremos compartir con vos una reflexión  de Mamerto Menapace, Monje Benedictino, qué quizás pueda ayudarte para hacer tu balance.

El balance, según Mamerto Menapace

“Mi percepción a medida que envejezco es que no hay años malos. Hay años de fuertes aprendizajes y otros que son como un recreo, pero malos no son. Creo firmemente que la forma en que se debería evaluar un año tendría más que ver con cuánto fuimos capaces de amar, de perdonar, de reír, de aprender cosas nuevas, de haber desafiado nuestros egos y nuestros apegos.

Por eso, no debiéramos tenerle miedo al sufrimiento ni al tan temido fracaso, porque ambos son sólo instancias de aprendizaje.

Nos cuesta mucho entender que la vida y el cómo vivirla depende de nosotros, el cómo enganchamos con las cosas que no queremos, depende sólo del cultivo de la voluntad.

Si no me gusta la vida que tengo, deberé desarrollar las estrategias para cambiarla, pero está en mi voluntad el poder hacerlo.

Ser feliz es una decisión, no nos olvidemos de eso.

Entonces, con estos criterios me preguntaba qué tenía que hacer yo para poder construir un buen año porque todos estamos en el camino de aprender todos los días a ser mejores y de entender que a esta vida vinimos a tres cosas: A aprender a amar, a dejar huella y a ser felices.

En esas tres cosas debiéramos trabajar todos los días, el tema es cómo y creo que hay tres factores que ayudan en estos puntos:

Aprender a amar la responsabilidad como una instancia de crecimiento. El trabajo, sea remunerado o no, dignifica el alma y el espíritu y nos hace bien en nuestra salud mental. Ahora el significado del cansancio es visto como algo negativo, de lo cual debemos deshacernos, y no como el privilegio de estar cansados porque eso significa que estamos entregando lo mejor de nosotros. A esta tierra vinimos a cansarnos…

Valorar la libertad como una forma de vencerme a mí mismo y entender que ser libre no es hacer lo que yo quiero. Quizás deberíamos ejercer nuestra libertad haciendo lo que debemos con placer y decir que estamos felizmente agotados y así poder amar más y mejor.

El tercer y último punto a cultivar es el desarrollo de la fuerza de voluntad, ese maravilloso talento de poder esperar, de postergar gratificaciones inmediatas en pos de cosas mejores. Hacernos cariño y tratarnos bien como país y como familia, saludarnos en los ascensores, saludar a los guardias, a los choferes de los micros, sonreír por lo menos una o varias veces al día. Querernos. Crear calidez dentro de nuestras casas, hogares, y para eso tiene que haber olor a comida, cojines aplastados y hasta manchados, cierto desorden que acuse que ahí hay vida.

Nuestras casas, independientes de los recursos, se están volviendo demasiado perfectas que parece que nadie puede vivir adentro.

Tratemos de crecer en lo espiritual, cualquiera sea la visión de ello. La trascendencia y el darle sentido a lo que hacemos tiene que ver con la inteligencia espiritual.

Tratemos de dosificar la tecnología y demos paso a la conversación, a los juegos “antiguos”, a los encuentros familiares, a los encuentros con amigos, dentro de casa. Valoremos la intimidad, el calor y el amor dentro de nuestras familias.

Si logramos trabajar en estos puntos y yo me comprometo a intentarlo, habremos decretado ser felices, lo cual no nos exime de los problemas, pero nos hace entender que la única diferencia entre alguien feliz o no, no tiene que ver con los problemas que tengamos sino con la ACTITUD con la cual enfrentemos lo que nos toca.

Dicen que las alegrías, cuando se comparten, se agrandan. Y que en cambio, con las penas pasa al revés. Se achican.

Tal vez lo que sucede, es que al compartir, lo que se dilata es el corazón. Y un corazón dilatado esta mejor capacitado para gozar de las alegrías y mejor defendido para que las penas no nos lastimen por dentro.”

“… a aprender a amar, a dejar huella y a ser felices” 

¿Cómo estuvo tu 2013 en estos aspectos?

¿Cuáles son tus propósitos para construir un 2014 en bien-estar?

Pharma Training, una organización aprendiente

 “En tiempos de cambio, quienes están dispuestos a aprender heredarán la tierra, mientras que los que creen que ya saben, se encontrarán hermosamente equipados para enfrentarse a un mundo que dejó de existir.”
                                                                                                                       Eric Höffer

Quienes nos conocen saben de nuestro compromiso en acompañar procesos de aprendizaje personales y organizacionales.

Al iniciar cada proceso con un nuevo cliente, volvemos a declararnos aprendices y nos comprometemos a estar presentes para poder “ser una posibilidad, para que las personas y las organizaciones vean la posibilidad que son”.

Como parte de nuestra cultura de aprendizaje, durante el año 2013, estuvimos preparándonos para poder brindarles más y mejores servicios. Ana y Jorge cursaron una formación en Benziger Thinking Styles Assessment (BTSA), una metodología con fundamento neurofisiológico que permite analizar los estilos de pensamiento de las personas, a fin de  descubrir  y potenciar sus talentos naturales tanto en el desempeño individual como en la conformación de equipos.  Por otra parte, Eliana comenzó a cursar el Diplomado Internacional Para Logros Organizacionales (DIPLO) para formarse con una profundización en áreas donde hoy el coaching puede hacer realmente una diferencia en las empresas, acompañando procesos de cambio con intervenciones eficaces.

cursos

Si el aprendizaje es el camino que te lleva donde querés ir…

  • ¿Los aprendizajes que transitaste durante este año van en esa dirección?
  • ¿Qué nuevas distinciones podrían agregarle valor a tu gestión?

Ecología Emocional: ¿Qué significa ser emocionalmente ecológico?

Aunque pocos lo piensan, también existe el “calentamiento emocional global”.

arbol-de-la-vida-hojas-corazones

Aumenta inexorable e impiadosamente la temperatura, sube el nivel de los mares, decrece la superficie helada de los polos, desaparecen y peligran especies, inundaciones catastróficas y sequías devastadoras manchan trágicamente el planeta. ¿Y qué pasa mientras tanto con nuestro ecosistema emocional y afectivo? ¿Hay contaminación, partículas tóxicas y gases venenosos en nuestro medio ambiente espiritual y psíquico?

También el ecosistema emocional humano está perturbado y necesita una urgente tarea de desintoxicación y preservación.

Así, hablamos de energías emocionalmente ecológicas, reciclar emociones, clima emocional global, lluvia ácida, basuras emocionales, contagio emocional, contaminación emocional, vitaminas emocionales, espacios protegidos.

Los ecólogos emocionales subrayan algo muy significativo: no somos responsables de lo que sentimos (las emociones no se eligen ni se planifican de antemano), pero sí de aquello que hacemos con lo que sentimos. Rescatan así el valor de todas las emociones, no las clasifican en buenas y malas, positivas y negativas. Todas cumplen una función. Lo que importa es cómo se gestionan, lo que se hace con ellas. Escogemos nuestra actitud y nuestra conducta

 Principios para una vida emocionalmente ecológica

  •  El modelo CAPA de ser humano: persona creativa, amorosa, pacífica, autónoma. Estos cuatro ejes deben desarrollarse de forma sincrónica y equilibrada.
  •  Principio de responsabilidad en la autogestión emocional. Podemos ser parte de la solución o parte del problema de la humanidad. No podemos vivir inundando a los demás con nuestra basura emocional. El precio es demasiado caro.
  •  Principio de prevención: “Hoy estamos otra vez en una de estas situaciones decisivas en que la diferencia entre la solución violenta y la solución anticipada puede significar la diferencia entre la destrucción y el fértil desarrollo de nuestra civilización”. (Erich Fromm)
  • Buen uso y ahorro de energía emocional: elegir bien los objetivos y las personas en que invertimos energía emocional. No despilfarrarla. Centrarnos en aquello que podemos controlar y mejorar –nosotros mismos–, en lugar de empeñarnos en cambiar a los demás.
  • Uso de fuentes de energía emocional limpiasrenovables y no contaminantes: movernos por el empuje de la alegría, la curiosidad, la confianza, la valentía, la generosidad o el amor, en lugar de hacerlo por coacción, por un falso sentido de la obligación, por lo que dirán los demás, por egoísmo o interés. La misma acción puede dar lugar a resultados totalmente opuestos en función de si la fuente de energía emocional es limpia o contaminadora.
  • Creación de espacios protegidos para especies emocionales en peligro de extinción, en los que puedan crecer, entre otras, la ternura, el amor, la serenidad y la gratitud
  • Protección del clima emocional evitando las contaminaciones por quejas, rumores, insultos, juicios de valores, menosprecios. Aplicar el principio del respeto.

Siete principios de la ecología emocional para las relaciones

1.- Principio de la autonomía personal: “Ayúdate a ti mismo y los demás te ayudarán”.

2.- Principio de la prevención de dependencias: “No hagas por los demás aquello que ellos pueden hacer por sí mismos”.

3.- Principio del boomerang: “Todo lo que haces a los demás, también te lo haces a ti”.

4.- Principio del reconocimiento de la individualidad y la diferencia: “No hagas a los demás aquello que quieres para ti. Pueden tener gustos diferentes”.

5.- Principio de la moralidad natural: “No hagas a los demás aquello que no quieres que te hagan a ti”.

6.- Principio de la autoaplicación previa: ”No podrás hacer ni dar a los demás aquello que no eres capaz de hacer ni darte a ti mismo”.

7.- Principio de la limpieza relacional: “Tenemos el deber de hacer limpieza de las relaciones que son ficticias, insanas y no nos dejan crecer como persona”.

Para Reflexionar…

¿Cómo crees que está tu ecosistema emocional y afectivo?

¿Hay contaminación, partículas tóxicas y gases venenosos en tu medio ambiente espiritual y psíquico?

¿Podés identificar cuáles serían esos tóxicos?

¿Dónde estamos poniendo el foco?

A mediados del mes de Julio el diario “LA NACIÓN” publicó una nota, en la sección EMPLEOS, sobre los temas que habían sido tratados en el X Congreso de Adrha (Asociación de Recursos Humanos de Argentina)

Al leer el artículo encontramos varias coincidencias entre las propuestas de los disertantes y nuestro enfoque, en cuanto a las temáticas que abordamos en Pharma Training, para acompañar a las personas en su desarrollo y para generar equipos de alto desempeño.

En la columna del periódico se destaca:

1)      La impPersonas en el centroortancia de considerar a las personas como centro de las empresas.

 

2caras)      Cuán relevante es revalorizar las emociones y gestionar la energía emocional en las empresas.


3)      La   espiralnecesidad de que cada persona pueda encontrar un sentido profundo a su trabajo, a su quehacer diario. Es allí donde nace la  propia motivación.

 

Si adherimos a la mirada de Peter Senge, que define a la organización como una red de conversaciones y compromisos, podemos afirmar que no hay organización posible sin considerar a las personas en el centro de la misma, construyendo el entramado conversacional que sustenta a la empresa.

Por otro lado, Humberto Maturana nos habla de las conversaciones como un entrelazar de lenguaje y emociones. Las emociones suceden en el espacio relacional y determinan que es lo que se puede hacer y lo que no se puede hacer, son energía disponible para la acción, nos mueven a hacer que las cosas sucedan. Las personas quieren hacer lo que hacen bien, si no están pudiendo es porque están en algún conflicto emocional.

Por último, Victor Frankl nos invita a reflexionar respecto del sentido de nuestra vida. Él mismo afirma que “quien tiene un para qué, es decir, un sentido profundo de su hacer, puede soportar cualquier cómo”. Es muy común escuchar a las personas decir que están desmotivados, que el trabajo no los motiva, que sus jefes no los motivan. Sin embargo, es necesario que cada uno pueda preguntarse a sí mismo respecto de sus propios motivos, de su sentido, de su sentir. Entendemos que nada será más inspirador para emprender una tarea que el encontrarnos con aquello que nos mueve a comprometernos, sin esfuerzo, y nos hace sentir realizados.

blog

A raíz de este texto te invitamos a reflexionar sobre las siguientes preguntas:

¿Qué lugar ocupan las personas en tu quehacer diario?

¿Cómo gestionas tus emociones (energía) en la relación con las personas?

¿Qué es lo que te mueve a levantarte cada mañana y emprender un nuevo día? ¿Cuál es tu “para qué”?

Para quienes quieran leer la nota completa, les dejamos el link.

http://www.lanacion.com.ar/1600993-las-personas-vuelven-a-convertirse-en-el-centro-de-las-empresas

RE-CREÁNDONOS – Un espacio donde construir nuestro bien-estar

Recreándonos - Logo fondo blanco

Habiendo escuchado las inquietudes de algunos de nuestros clientes estuvimos diseñando durante los meses de enero, febrero y marzo un proyecto que hemos puesto en marcha a comienzos de abril.

Queremos contarte de qué se trata y compartir con vos la alegría de habernos lanzado en esta nueva dirección.

RE-CREÁNDONOS es una propuesta pensada para parejas que valoren el convivir en un espacio de bien-estar y quieran comprometerse en generarlo cada día. En cada encuentro se realizan dinámicas que invitan a la reflexión en pareja y se presentan distinciones que posibiliten construir un lenguaje compartido.

Si pensamos que “los límites de una organización se definen por las conversaciones que las personas que la integran son capaces de sostener”, y  creemos que la familia es la organización más valiosa de la que formamos parte, nos podemos preguntar qué conversaciones  pueden estar faltando para ser la familia que queremos ser?

Agradecemos a las parejas que se animaron a hacerse esta pregunta y recorrer junto a nosotros este primer RE-CREÁNDONOS.

 

 

 

Muy Feliz “Presente”

Dependiendo de tus creencias puede ser que esta Semana Santa sea:

Pascua fondo transparente.jpg

  • Un tiempo para reflexionar y renacer
  • Un tiempo para recrearte con amigos
  • Un tiempo para pasear en familia
  • Un tiempo para ordenar y reparar
  • Un tiempo para hacer aquello que venís postergando
  • Un tiempo para relajarte y descansar

 

Sean cuales sean tus creencias y sea para lo que sea que quieras dedicar este tiempo, te invitamos a que lo vivas presente en el presente y a puro disfrute.

¡Muy feliz “Presente”!

El Equipo de Pharma Training

¿Cuál es tu huella ecológica relacional?

Relaciones sustentables fondo gris

La huella ecológica es un indicador del impacto ambiental, generado por la demanda humana de los recursos del planeta, en relación con  la biocapacidad de la Tierra para regenerar tales recursos.

Eso es la huella ecológica, el impacto de una persona, ciudad o país, sobre la Tierra, para satisfacer lo que consume y para absorber sus residuos.

Todos los días nuestras acciones repercuten positiva o negativamente en la salud del planeta: qué comemos, cómo nos trasladamos, qué productos consumimos, cómo tratamos la basura. Del mismo modo, todos los días nuestras acciones repercuten positiva o negativamente en la salud de nuestras relaciones: qué decimos, cómo lo decimos, cómo escuchamos, qué interpretaciones hacemos, qué competencias emocionales ponemos en juego, en qué tipo de explicaciones elegimos vivir.

Si pensamos que nuestro lugar de trabajo y la red de relaciones que allí suceden conforman un ecosistema, podemos reflexionar acerca de la sustentabilidad del mismo, el impacto que nuestro accionar genera en el entorno y cómo se encuentra nuestra “bio-capacidad” para responder.

Generando relaciones sustentables

Yo contamino, tú contaminas, él contamina, nosotros contaminamos. Todas las actividades que realiza el hombre, de la más simple a la más compleja, generan un impacto en el ecosistema en el que se desarrollan. Un accionar responsable implica reconocer y minimizar los daños producidos en función de la sustentabilidad del Planeta.

Asimismo, el generar relaciones sustentables implica reconocer y responder responsablemente ante la contaminación que nuestras acciones puedan generar en las relaciones. Para ser ecológicos en nuestras relaciones necesitamos cuidar los recursos finitos, desarrollar recursos infinitos y reducir el desperdicio.

  • Cuidando los recursos

Dentro de los recursos que necesitamos cuidar podemos mencionar el tiempo que dedicamos a estar presentes para el otro, las personas con las que elegimos relacionarnos, el tipo de vínculo que queremos generar.

También podemos ver nuestras competencias conversacionales (lingüísticas y emocionales) como recursos a desarrollar para tejer la red de conversaciones que conforman la organización.

Si aplicamos el concepto de biodiversidad a nuestros vínculos, podemos evaluar cómo nos relacionamos con lo diferente desde una actitud de aceptación e inclusión, apalancándonos y enriqueciéndonos con el singular aporte de cada uno.

  • Generación y tratamiento de residuos

Consideramos como residuos los conflictos no resueltos, enojos, exabruptos, parálisis, y todo aquello que sentimos que contamina nuestras relaciones.

Necesitamos revisar qué tratamiento hacemos de toda esa basura emocional, tanto dentro de nosotros mismos como de nuestro entorno. Para el reciclado de estos desechos podemos diseñar conversaciones con nosotros mismos y con los otros, que nos permitan re-interpretar los hechos, gestionar nuestras emociones y elegir las explicaciones que posibiliten generar equilibrio y bienestar.

Apostar al desarrollo de relaciones sustentables es la clave para poder alcanzar, con otros, aquellos objetivos que nos proponemos.

Como protagonistas de un mundo de relaciones sustentables, te invitamos a pensar:

Huella ecológica

¿Cuál es tu huella relacional?

¿Cuán ecológicas están siendo tus relaciones laborales?

¿Cómo se encuentra tu biocapacidad para responder? ¿Hay algún recurso que necesites desarrollar para mejorarla?

¿Qué impacto ambiental generás en tu espacio de trabajo?

¿Qué conversaciones diseñás para reciclar los desechos emocionales?

¡Muy Felices Fiestas!

Estrellas Navideñas

Queremos invitarte a diseñar tu 2013, desde una autoestima saludable.
Para ello necesitamos considerar los dos pilares que la sustentan:

• Tu competencia personal, como la capacidad para pensar, hacer, aprender, y tomar las decisiones adecuadas  a los desafíos que la vida te presenta.

• Y el reconocimiento de tu valía personal, que se traduce en un genuino respeto por vos mismo y en creerte merecedor de los logros que te propones alcanzar.

Tu autoestima es una fuerza poderosa al servicio de la Vida. Sólo depende de ti.

Te deseamos muy Felices Fiestas!

Con todo nuestro cariño

Eliana, Ana y Jorge.

Celebrando los logros de este año!

El mes de Diciembre nos encuentra celebrando con alegría los logros alcanzados por los equipos que estuvimos  acompañando durante este año 2012.

Celebramos los proyectos concretados, los aprendizajes compartidos, los momentos de diálogo en equipo, el divertirnos juntos, el llegar a los objetivos y, por sobre todas las cosas, celebramos el regalo de poder seguir creciendo juntos.

Gracias Elvio Carranza, un integrante de nuestro equipo, que hace de estas celebraciones una experiencia tan “deliciosa”.

Gracias también a cada uno de los equipos que nos permitieron acompañarlos en su transitar.

Abriendo nuevos rumbos…

Invitados por Nutricia Bagó viajamos a San Carlos de Bariloche para compartir un espacio de aprendizaje con pediatras de distintos puntos del país.

Estos son algunos de los comentarios de los participantes

• La charla fue excelente, es la primera vez que asisto a una conferencia de este tipo y me parece una herramienta importante para poder conocernos y ser conscientes de lo que no sabemos de nosotros.
 
• Es mi primera experiencia y me pareció sencillamente estupenda. Me di cuenta de muchas de mis falencias y creo que provocará cambios importantes.
 
Lo más valioso para mi fue:
 
 • Aprender que existen más miradas y que la puerta del cambio se abre desde adentro
 
• Aprender a mirarme, cambiar algunas de las miradas, ampliar mi visión.
 
• Despertar emociones. Respetar al otro como es.
 

Transitando nuevos proyectos

Durante el segundo semestre comenzamos a compartir nuevos espacios de aprendizaje con las siguientes empresas:

Agradecemos que confíen en nosotros y asumimos con entusiasmo estos nuevos desafíos.

¿Director de Cine o Director de Teatro?

En una nota publicada en el diario La Nación, Jorge Mosqueira nos invita a re-pensar el liderazgo desde las diferencias que existen en el modo de hacer de un director de cine y uno de teatro.

Nosotros te proponemos que revises tu estilo de gestión y te encuentres con tu Ser Líder.

Aquí compartimos un fragmento de la nota:

“En el cine, todo el desarrollo de la trama argumental se encuentra fraccionado y solamente está completo, tanto su enfoque como la realización, en la cabeza del director. Aunque los actores conocen el guión entero, en el momento de intervenir puede suceder que su tarea se inicie con una escena que pertenece al final de la película, luego otra intermedia o del principio. No hay necesidad de trabajar en una sucesión de fragmentos sostenidos por una cronología secuencial, basada en la trama. Los actores, respondiendo a su profesionalidad, se acomodan al personaje y a la situación del pasaje que les toca, en cualquier día de filmación […] El sentido y la coherencia del film se completan con el montaje y la edición final, donde nuevamente aparece la mano del director.

En teatro, a diferencia del cine, toda la obra es conversada entre el director y los actores o actrices. La composición de un personaje, sus reacciones e intervenciones pueden ser enriquecidas por la experiencia y las competencias de quien finalmente aparecerá en el escenario. Aunque los ensayos pueden fragmentarse, se culmina con un ensayo general, previo la presentación al público y la crítica -la puesta en marcha-, en el que se hacen los ajustes. La responsabilidad final reside en el director, que aceptará o rechazará las propuestas de los actores, según sus objetivos artísticos. De aquí que una obra teatral puede recibir los mejores elogios respecto de las actuaciones y ser duramente criticada la puesta en escena.

Si trasladamos estas descripciones […] a las organizaciones, encontraremos que definen dos estilos de conducción. En uno, el director mantiene todo el proceso en la cabeza y obedece a razones operativas propias de la producción cinematográfica. El director de teatro, en cambio, puede dialogar y construir con los actores. Si hubiera que elegir, está claro que el director de teatro cuenta con mejores posibilidades de llevar adelante la tarea. Por lo general, las empresas se parecen más a la producción teatral que a la cinematográfica y es bastante misterioso, o alarmante, que haya tantos que insistan en comportarse como directores de cine insistiendo en que los actores representen los papeles tal como los tienen en la cabeza”

¿Qué estilos observás en la organización a la que pertenecés?

¿Con qué estilo creés que están alineadas tus conductas?  

En Pharma Training se agrandó la Familia

Nos alegra compartir con uds la noticia del nacimiento de Manuel, el hijo de Eliana Alonso y Adriel Barcos.

Manu nació el 4/4/2012 a las 16.36 hs. en la Maternidad Suizo Argentina, pesó 2,190 kg y midió 43,5 cm. En lo que lleva de vida ya se ganó muchos apodos: Manu, Gorditoflaquito, Flaquitoflaquito, Gorditogordito, Chiquitín,  Sopapita Barcos, Patitas, entre otros.

Gracias a Dios, los tres están muy bien, transitando el aprendizaje que significa incorporar un nuevo integrante en la familia: nuevos roles, nuevos horarios, nuevos miedos, nuevas preocupaciones, nuevas alegrías y tantas sopresas.

Estamos felices por su llegada y deseamos poder acompañarlo en su crecimiento.

¡Bienvenido Manu!

Novedades en Pharma Training

Nos alegra compartir con uds la incorporación de una nueva empresa a nuestra cartera de clientes.

Picking and Marketing (P&M) es una empresa de servicios para el Marketing Farmacéutico dedicado a facilitar la labor del Jefe de Producto, con llegada a más de 400 puntos de venta en CABA y GBA.

P&M recibe todos los materiales promocionales, los revisa para verificar que estén en buenas condiciones, los acondiciona según el criterio del Jefe de Producto, convirtiéndolos en un material atractivo y lo envía a la logística del laboratorio listo para ser repartido a su fuerza de venta.

P&M desarrolla estrategias conjuntas con sus clientes para bajar costos y llegar al punto de venta de forma económica, rápida y segura.

P&M ofrece a sus clientes la posibilidad de recibir mercadería para que los promotores administren sus ruteos y no tengan necesidad de almacenar los materiales en su hogar.

Durante este año el personal de P&M estará trabajando con Pharma Training en el desarrollo de sus potencialidades, de modo de poder ser aún más efectivos con sus clientes.

Estamos felices de poder acompañarlos en este proceso transformador.

 

 

Una historia de la que podemos aprender… cuando se trata de ir hacia una meta

“Si quieres conseguir un fin, pon los medios. Si quieres llegar a la meta decídete a partir”
Darío Lostado
 

Cada comienzo de año es una nueva oportunidad para pensar en cuáles serán mis objetivos y metas, aquellas en las que enfocaré mis energías y mi trabajo diario. Sin embargo, muchas veces nos encontramos con dificultad para alcanzar aquello que nos proponemos.
Queremos compartir con vos una serie de actitudes adoptadas por un joven, que le permitieron lograr sus objetivos y ser inesperadamente exitoso en el más alto nivel profesional.

Jeremy Lin, el protagonista de esta historia.

En el último tiempo comenzó a ser noticia Jeremy Lin, un joven de origen Taiwanés, graduado en Economía en Harvard, quien intentó durante muchos años poder integrar algún equipo de básquetbol de la NBA.
Jamás recibió una oferta de beca deportiva de ninguna universidad norteamericana y cuando jugó en Harvard, tampoco hubo cazadores de talento que lo consideraran con posibilidades de llegar al máximo nivel. Nadie notó sus habilidades simplemente porque no parecía posible que un joven asiático de corta estatura, no muy rápido y perteneciente a Harvard – universidad poco prestigiosa en el área deportiva –  podría ser tan buen jugador.
A pesar de carecer de condimentos atléticos y de haber sido rechazado durante muchos años, finalmente tuvo la oportunidad para la que había estado preparándose toda su vida y sacó provecho de ésta. Así llegó a jugar en la NBA, en el equipo New York Knicks, donde hoy es figura exitosa!

¿Cuáles fueron las actitudes que llevaron a Jeremy Lin a alcanzar sus objetivos?

1)    10.000 horas de práctica – En el libro de Malcolm Gladwell “Outliers” se demuestra cómo el éxito excepcional en una variedad de campos requiere una gran cantidad de horas de práctica y entrenamiento. Gladwell identificó el umbral del éxito en 10.000 horas de práctica.
Jeremy Lin , quien desde los años 80 comenzó a practicar basquetbol, ha sumado más de 20.000 horas de entrenamiento para perfeccionar sus habilidades. Durante su niñez y juventud optó por ir al gimnasio y practicar en lugar de salir a divertirse con sus amigos.
El éxito requiere, sin duda, de un cierto nivel de práctica.

El éxito requiere, sin duda, de un cierto nivel de práctica.
Para poder llevar a cabo tantas horas de entrenamiento es necesario estar entusiasmado con la tarea y con las metas que querés alcanzar.
¿Cuán entusiasmado estás por llegar a la meta?
 
 
 

2)    Responder al Feedback del mercado – Cuando Lin llegó a la NBA, la retroalimentación que recibió fue que mientras que él era bueno en encestar desde posiciones cercanas a la canasta, su disparo desde más lejos era una debilidad, lo que hacía muy predecible su juego. Frente a este feedback, Lin pasó horas y horas en el gimnasio hasta lograr desarrollar un juego multifacético… convirtiendo sus áreas de debilidad en lo que ahora son sus puntos fuertes.

¿Podés identificar cuáles son tus oportunidades de mejora para alcanzar lo que te proponés?
¿Podés aprovechar la mirada de los otros como un espacio de aprendizaje y de superación?
 
 

3)    Nunca abandonar – A pesar de todas las veces en que fue rechazado, de que nadie lo haya visto como posibilidad, él creyó en sí mismo y siguió apostando por aquello que quería para sí.

¿Cómo evaluarías la confianza en vos mismo? ¿Y la perseverancia y dedicación?
 
 

4)    Paz Mental – Durante su primer tiempo en la NBA, Lin no lograba jugar bien, estaba tan enfocado en su performance y en lo que diría la crítica que no podía jugar con fluidez.
Llegó una instancia en que Jeremy aceptó que él había hecho todo lo humanamente posible  para ser el mejor que pudiera ser y que si esto no era suficiente para llegar a jugar en la NBA, estaba bien así, por dos razones: a) ya no había nada más que él pudiera hacer y b) él tenía aún otras cosas importantes en su vida (familia, amigos, su fe…)
El hecho de aceptar que no podía tener control sobre todas las cosas le permitió relajarse,  disfrutar el juego y jugar como si sólo se tratase de una práctica más en el gimnasio. Y eso hizo la diferencia que le permitió sacar a relucir lo mejor de sí.

Un poco de stress eleva los sentidos y acelera la actividad cerebral. Demasiado stress genera ansiedad, miedo y se vuelve contraproducente. Cuando podés aceptar “el peor escenario” el miedo se disipa y el stress desaparece también.
¿Cuál sería el “peor escenario” que necesitarías aceptar?
 
 

Lin demostró que la perseverancia, el compromiso, la mentalidad ganadora, el liderazgo, la inteligencia táctica y el espíritu de superación también son elementos que hacen a un buen basquetbolista.

¿Qué podemos aprender de él para aplicar a nuestra vida personal?
 
 
 
 
 
 

¡Muchas Felicidades!

“El momento presente es el futuro que soñaste ayer.      
 Reconócelo. Ahora estás parado en tu sueño”

Te invitamos a reconocerte en todo lo que has hecho en este año, en los objetivos que pudiste lograr, en las diferencias que pudiste hacer, en los comportamientos que pudiste cambiar, en las conversaciones que pudiste abrir, en las gracias que pudiste dar, en los espacios de aprendizaje que pudiste encontrar.
Todos y cada uno de tus logros son la materia prima de la que dispones para construir un 2012 diferente y singular

Gracias por compartir con nosotros este año de crecimiento.

¡Muchas felicidades!

Bienvenido!

Queremos compartir con vos este nuevo espacio que hemos creado para transitar juntos el camino de nuestro desarrollo.

Esperamos que las lecturas puedan abrirnos nuevas preguntas y agregar valor en el proceso de diseñar el ser que queremos ser.

Te invitamos a participar haciéndonos llegar tus comentarios. Gracias por acompañarnos.

El Equipo de Pharma Training

Ayudar, reparar, servir…

“Ayudar es asunto de poder.
Reparar es asunto de maestría y habilidad.
Servir es asunto de entrega, misterio y asombro.
El que repara o arregla tiene la ilusión de ser causa.
El que sirve sabe que está siendo usado
al servicio de algo más grande,
y fundamentalmente desconocido.
Nosotros reparamos algo específico.
Sin embargo, siempre servimos a lo mismo,
al todo y al misterio de la vida.
Arreglar y ayudar son el trabajo del ego.
Servir es el trabajo del alma.
Cuando ayudamos vemos la vida como débil.
Cuando reparamos la vemos rota.
Cuando servimos la vemos como un todo.
Reparar y ayudar pueden curar. Servir sana.
Cuando ayudo experimento satisfacción.
Cuando sirvo experimento gratitud.
Reparar es una manera de juzgar.
Servir es una manera de conectarse.”

Citado por Julio Olalla

Ayudar, reparar, arreglar, servir…
                                        ¿Cuánto tiempo dedico a cada uno?
Si servir es una manera de conectarse
                                        ¿Con qué o con quién quisieras conectarte?

Exigencia versus Excelencia

Desde niños se nos inculca la importancia de esforzarnos para dar lo mejor de nosotros mismos, para ser los mejores, para superarnos en los estudios y en el trabajo.
Con frecuencia encontramos personas que asumen este tipo de creencias con gran convicción y que se exigen enormemente a sí mismos. Esta exigencia se orienta sobre todo a obtener resultados para cumplir con el “mandato” infantil y complacer a otras personas (un padre, un maestro, un jefe…), olvidando muchas veces su propia necesidad, lo que es importante o deseable.
En este proceso de complacer y de cumplir con mandatos que vienen del exterior se encuentra mucha insatisfacción, porque la exigencia nunca se sacia, los logros nunca son suficientemente buenos, las cosas siempre pueden hacerse mejor… Desde este enfoque, son habituales los pensamientos enfocados a mirar lo que falta o lo que no se pudo completar y también las descalificaciones porque el esfuerzo no fue suficiente.
Las personas comprometidas con la exigencia tienen dificultades para separar “lo que soy” de “lo que hago”, así es que cuando las cosas salen mal lo viven como un gran fracaso; cuando los demás hacen una crítica, lo viven como una crítica personal y sienten amenazada su propia integridad o su profesionalidad. Las personas comprometidas con la exigencia tienen mucha más dificultad para aceptar otros puntos de vista y admitir críticas o sugerencias.
La excelencia, sin embargo, no mira tanto el hacer y los resultados, como el ser y mi compromiso con mis objetivos, con aquello que es prioritario para mí. La excelencia se centra en el proceso, en el camino, más que en la meta. En el camino hay aprendizaje, creatividad, potenciación de mis habilidades, disfrute, celebración…  Si algo sale mal, no soy yo, es una parte de mi hacer que se puede mejorar.
Las personas comprometidas con la excelencia viven el error como una oportunidad de aprendizaje, no como un fracaso. Buscan alternativas, aceptan otros puntos de vista, admiten las críticas y las sugerencias, porque no se sienten amenazadas y cualquier aporte es una oportunidad para seguir aprendiendo y avanzar hacia el objetivo.
La excelencia nos permite conectar con aquello que queremos realmente, lo que nos gusta y nos hace trascender. Por este motivo decimos que, desde la excelencia, la posibilidad de conseguir resultados aumenta considerablemente.

¿Exigencia o excelencia?
¿Dónde tenés puesto el foco?

La casa de Huéspedes

 

Esto de ser un ser humano                                                                          
es como administrar una casa de huéspedes.
Cada día una nueva visita, una alegría,una tristeza,
una decepción, una maldad,
alguna felicidad momentánea
que llega como un visitante inesperado.
Dales la bienvenida y acógelos a todos ellos,
incluso si son un grupo penoso
que desvalija completamente tu casa.
Trata a cada huésped honorablemente pues
podría estar haciendo espacio para una nueva delicia.
El pensamiento oscuro la vergüenza, la malicia,
recíbelos en tu puerta sonriendo e invítalos a entrar.
Agradece a todos los que vengan
pues se puede decir de ellos que han sido enviados
como guías del más allá.

Rumi

¿A qué emociones te sería útil  recibir en tu “casa de huéspedes”?
¿Qué mensaje te están trayendo?